Valoración de la conferencia política

logo-confe

Después de dos días de reflexión colectiva, emitimos nuestra valoración de la conferencia política. A veces no es bueno escribir en caliente, pero en este caso lo cierto es que la indignación no remite a medida que pasan las horas.

Primero describir lo que allí ocurrió:

1.- Los discursos fueron de los que gobiernan, o los que han gobernado, o los que mandan en la ejecutiva. En resumen: Ha sido una conferencia para mayor gloria de los que ya están.
2.- No ha resuelto ninguno de los problemas que tiene el PSOE: ni se han aprobado las enmiendas necesarias para la reforma del partido, ni se ha marcado un calendario de renovación, ni se han aprobado las mayoría de las propuestas económicas, sociales y democráticas que España necesita.
3.- Se da la paradoja de que los “participantes” no podían participar: No se podía ir libremente a las comisiones, y ni siquiera los delegados podían ir de una comisión a otra para ver los debates. Increíblemente algunos autores de enmiendas no pudieron defenderlas, porque no les dejaban pasar a las comisiones.
4.- La dirección de Ferraz aplicó el rodillo en todas las comisiones, especialmente en la de modelo de partido. Ya sabíamos que el 95% de los delegados los elegía la ejecutiva federal, o las ejecutivas regionales, y el resultado ha sido el previsible: no había nadie a quien convencer, las votaciones estaban viciadas y completamente dirigidas.
El amaño de los debates y votaciones está tan claro, que las principales conclusiones de la comisión de modelo de partido se publicaron en “elpais” a las 17:30, mientras que todavía ni siquiera se había votado en la comisión de modelo de partido. La enmienda para quitar los avales se debatió a las 18:30 y en el citado artículo de “elpais” se publicó que sería el 5% una hora antes. ¿como es posible que este error garrafal de formas se haya producido? Desde esta plataforma hemos hablado incluso con la redacción de “elpais”, y no ha sido posible obtener una explicación coherente y publicable.

La hipótesis más probable que explique este “viaje en el tiempo” es bien sencilla: estaba previsto que el trabajo en esa comisión acabara a las 17:30, pero la cantidad de enmiendas hizo que se prolongara, el articulo de elpais ya se había escrito varios días/horas antes y pactado su publicación justo a la hora prevista de finalización de la comisión. Todo el mundo sabía que la clave de la conferencia eran las primarias, y las condiciones en las que se celebrarían y las noticias se “fraguaron” en consecuencia. Todo estaba coordinado y medido, pero no contaron con que el trabajo en comisión podía retrasarse.

Hemos de recordar que esta conferencia era una obligación de la ejecutiva federal, provocada por ella misma al convocar un “congreso express” después de las elecciones en que perdimos el gobierno y 5 millones de votos. En aquel momento a los militantes se nos hurtó el necesario debate de ideas, y se aplazó el necesario proceso de renovación de personas. Aquel “mediocongreso” debía completarse con una conferencia de organización abierta en los 12 meses posteriores, con conferencias donde debatir propuestas, y con unas primarias abiertas. Dos años después no tenemos nada de eso, y se alude a un 38 congreso cojo y manco para seguir sin renovar el partido.

Lo único bueno de esta conferencia han sido algunos discursos de miembros relevantes del partido: Susana Díaz y Javier Fernández, así como la intervención de Antonio José Seguro, jefe de filas de los socialistas portugueses cuyas propuestas para la Unión Europea eran casi un calco de las que hacemos desde Nuevo Socialismo 3.0. Eso no ha hecho más que confirmar lo que ya sabíamos, que en el PSOE y en el Partido Socialista Europeo hay más de uno, más de dos, y más de 50 recambios de compañeros mucho mejores que los que ahora están, o mejor dicho, de los que aún se aferran a sus sillas como si las hubieran ganado por derecho de nacimiento.

El PSOE tiene alternativas, pero hemos de recordar que la clave a día de hoy no está en cambiar las caras. La credibilidad no se recupera con un “quítate tu que me pongo yo”. La credibilidad solo se recuperará cuando tengamos mecanismos internos de rendición de cuentas, y cuando le demos a la ciudadanía mecanismos de control de la acción de gobierno: Primarias abiertas, referéndums vinculantes para hacer propuestas ciudadanas, referéndums revocatorios para parar leyes injustas y para echar corruptos del poder, etc.

En resumen: Se han gastado millones de euros en hacer una conferencia “trampa” para cumplir el trámite del compromiso del 38 congreso. El bunker sigue bunkerizado y parapetado detrás de los censos, los avales y el voto dirigido. Y seguimos sin tener ni propuestas económicas valientes y eficaces, ni propuestas de democratización efectivas. Otra oportunidad perdida, veremos si en las próximas elecciones la ciudadanía nos concede más tiempo, o si por el contrario nos condena a la irrelevancia política.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>