La fórmula para bajar las pensiones: los austericidas atacan de nuevo.

Los últimos días nos estamos enfrentando a una nueva batalla de los austericidas, personajes antidemocráticos que se escudan en la palabra “austeridad” para reclamar que se extienda la miseria entre los países en crisis: La UE quiere recortar  las pensiones, lo piden, insisten, y presionan al gobierno del PP.

Al mismo tiempo, unos “expertos” que nadie conoce, y contratados por el gobierno, “proponen” una formula de “revalorización” de pensiones que hace saltar por los aires el pacto de Toledo y que hace que conservar el nivel de vida pase de ser el mínimo, a ser el máximo. De hecho si utilizamos esa fórmula las pensiones bajarán, no solo en poder adquisitivo sino en nominal. Que sean expertos contratados por el gobierno nos indica que el PP colabora con los austericidas. De los “expertos a sueldo” esperamos que nos den ideas para conservar el nivel y la calidad de vida, como por ejemplo propuestas de inversión en políticas de familia para que la población se mantenga, propuestas de reforma laboral e inversión económica para crear empleo de calidad que aumente los ingresos del estado, etc.

La rebaja de las pensiones exigida por la UE, para la que el PP ya está buscando expertos que la apoyen, se hace para flexibilizar el objetivo de déficit, para que se pueda pagar la deuda contraída con Europa para rescatar bancos. Es un atraco a los pensionistas. Los rescates bancarios se han hecho con un único objetivo: que los acreedores centroeuropeos cobren los préstamos que habían hecho a las entidades financieras españolas. Han cambiando deuda privada no garantizada por deuda pública, que se puede considerar ilegitima, y ahora quieren cobrar sus correspondientes intereses a costa de nuestros mayores. Los especuladores centroeuropeos se llevan el dinero de nuestros pensionistas con la colaboración del gobierno del PP.

Sin embargo, no nos dejemos llevar por la indignación, y hagamos un análisis pormenorizado de la fórmula de actualización, que todos podamos entender. Pues si para algo sirve esa fórmula es para que a simple vista no se entienda lo que va a pasar con las pensiones:

Lo primero que hay que explicar es la fórmula en sí misma, que permite calcular la subida o la bajada de las pensiones en un año.  Habrá bajada porque si os fijáis al final se resta “1″ y cuando expliquemos el resto de factores veréis que todos ellos en conjunto darán menos que uno.  Aquí tenéis un esquema básico de qué significa cada cosa:

Una vez visto el esquema, explicamos que significan las distintas partes de la fórmula:

Para explicar el primer factor necesitamos analizar la estructura por edades de la población española. Viendo la pirámide de población, es fácil comprender que cada vez habrá más pensionistas, y por lo tanto este factor presionará las pensiones a la baja. Es difícil aproximar cuanto crecerá el número de pensionistas en los próximos años, porque depende de factores arbitrarios que el gobierno ya ha puesto sobre la mesa: el retraso de la edad de jubilación, la eliminación de algunas pensiones de viudedad, la eliminación de las pensiones de algunas personas dependientes, etc. Pero por mucho que se elimine y retrase el ejercicio del derecho a cobrar una pensión, la presión demográfica y el aumento de la esperanza de vida hará que haya cada vez más pensionistas.

Si nos fijamos en el segundo factor, vemos que divide el total por el incremento de la pensión media, si atendemos a los datos de los últimos años, ya se sabe que las pensiones medias van a subir, pues los que ahora se jubilan son personas que han cotizado prácticamente toda su vida. Son personas que iniciaron su trayectoria laboral en los años 60-70  y que han gozado de los mejores convenios colectivos en sus últimos años de trabajo. Por lo tanto ya se sabe que este factor también va a presionar a la baja las pensiones, a razón de un 3-4% anual.

El tercer factor de multiplicación del incremento de las cotizaciones es engañoso. Al ser un multiplicador parece que vaya en favor del aumento de las pensiones: nada más lejos de la realidad pues probablemente será el que las reducirá en mayor cuantía en el futuro a medio y largo plazo. Antes hemos dicho que los que ahora se jubilan han gozado de los mejores convenios colectivos de la historia de España. La otra cara de la moneda es que los jóvenes que ahora entran en el mercado laboral tienen las peores condiciones salariales de la historia de España: índices de paro superiores al 50%, y entre los que tienen trabajo índices de precariedad laboral indecentes, sueldos muchas veces por debajo del salario mínimo, o sueldos directamente en negro que no cotizan ni un euro. Por lo tanto es evidente que las cotizaciones bajarán en picado si seguimos por el camino actual marcado por las sucesivas reformas laborales del PP. Esto es algo que el gobierno ya sabe, pues los datos y las proyecciones están publicadas. Este factor supone una bajada aproximada de un 3% anual.

Pensareis que con el tercer factor ya tenían suficientemente en cuenta la bajada de ingresos. Pues os equivocabais. Vuelven a introducir el mismo concepto de nuevo y por partida doble: se multiplican las pensiones por la división de los ingresos por los gastos. Esta parte de la fórmula es la más perversa, pues incorpora un factor doblemente PROCICLICO. Cuando haya crisis, como por ejemplo ahora, los ingresos del sistema bajarán, y los gastos aumentarán. Por lo tanto cada vez que haya una crisis, que provoque un desfase entre ingresos y gastos, las pensiones bajarán y la crisis se profundizará por la bajada del consumo que ello acarreará. Se elimina de un plumazo el colchón familiar que las pensiones de los mayores están suponiendo para muchas familias con todos los miembros en paro. A día de hoy, este factor puede hacer que las pensiones bajen otro 4-5% anual, pero la caída puede ser más rápida si se profundiza la precariedad laboral con más reformas laborales.

Si hacemos la cuenta con las proyecciones actuales nos da el resultado siguiente para el año próximo: un 12% de bajada de las pensiones.

Por otro lado, los expertos también “proponen” que las pensiones iniciales también bajen en función de la esperanza de vida:

A mayor esperanza de vida menores pensiones, lo que según las proyecciones actuales supone una bajada de un 1% anual. Esta variable introduce un factor doblemente perverso:

Primero hace que algo bueno como es el aumento de la esperanza de vida, se pueda ver como algo malo porque provocará una bajada de las pensiones. Potencialmente puede provocar que algunas personas, que esperan conseguir buenas pensiones y tienen seguros médicos privados, acaben estando a favor de recortes sanitarios para que las personas humildes no “vivan tanto” ni rebajen “sus” futuras pensiones. ¿Se os ocurre algún colectivo que goce de la pensión máxima y seguro privado? a nosotros sí: sus señorías los diputados, que al cabo de ocho años de servicio en el congreso tienen derecho a la pensión máxima. Los que tuvieran buenas pensiones vivirían más y sus pensiones no se verían reducidas, a costa de que las personas humildes se murieran antes por no poder pagarse una buena sanidad.

Segundo, en función de cómo se aplique, podría suponer un factor de desigualdad de género, las mujeres aumentan su esperanza de vida más que los hombres a medida que las condiciones sanitarias mejoran, lo que podría hacer que con el paso del tiempo a igual base salarial, las pensiones de las mujeres fueran más bajas. Es más, independientemente de que el aumento de la esperanza de vida no se aplique de manera diferente a la pensión inicial de cada género, el modelo de actualización de pensiones previamente analizado, que propone bajadas de poder adquisitivo a lo largo de los años hace que las personas que viven más años acaben cobrando pensiones de miseria, lo cual afecta mucho más a las mujeres.

Por todo ellos pedimos:

1.- Al PP le pedimos que de una vez se ponga a trabajar por los españoles, en lugar de defender los intereses económicos de los especuladores internacionales. Una cosa es incumplir el programa electoral y otra distinta atacar uno por uno todos los colectivos sociales, incluidos los más desfavorecidos, por orden de poderes internacionales antidemocráticos.

2.- Pedimos al PSOE que denuncie estas prácticas de coacción a nuestros gobiernos, y de extorsión y estafa continua a nuestros ciudadanos. Le pedimos al PSOE que luche contra los recortes sin  ambigüedades y con toda la fuerza que le da el poder institucional que aún ostenta en nuestras ciudades, autonomías, y en el congreso de los diputados.

3.- Pedimos a todos los partidos de ámbito español, que están federados en partidos europeos, que busquen alianzas internacionales con otros países que también están sufriendo las políticas de la Troika.

Estos últimos días se rumorean pactos del PP y del PSOE para mantener las políticas actuales. Un posible pacto PP+PSOE para recortar el único resultado que tendrá es que la gente verá a estos dos partidos como “casta política contra los ciudadanos”. La gente quiere pacto, cierto, pero para que encuentren soluciones que no impliquen seguir practicando el austericidio ni el despotismo.

La gente aplaudiría un pacto para eliminar las SICAV, para eliminar los paraísos fiscales, para frenar la voracidad recortadora de la Troika, para conseguir aliados en el resto de Europa con el fin de reorientar las políticas europeas hacia el crecimiento, para reforzar la democracia con reformas constitucionales que aumenten las posibilidades de participación de la sociedad civil, para luchar contra la corrupción caiga quien caiga, etc. Un pacto para hundir a la ciudadanía es un pacto inútil para la ciudadanía, es un pacto que nace muerto, y es un pacto que puede terminar de hundir el estado del bienestar y la democracia.

El atraco a las pensiones que nos están proponiendo es la prueba del algodón para saber de parte de quien están las cúpulas de los dos partidos mayoritarios: de parte de la Troika o de parte de los ciudadanos. Como socialistas y demócratas los miembros de NS 3.0 lucharemos con todas nuestras fuerzas por evitar que finalmente se produzca el latrocinio a nuestros mayores.

NOTA: Después de la publicación de las conclusiones finales del comité de sabios, se han hecho ligeras modificaciones en la fórmula, pero los factores implicados son los mismos y el resultado también, por lo que el artículo que escribimos no pierde validez. Adjuntamos el nuevo cálculo con los mismos datos:


Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La fórmula para bajar las pensiones: los austericidas atacan de nuevo.

  1. Miguel Angel Egea Lopez dijo:

    Hola compañeros, no debemos obviar algo que aun tenemos en nuestro poder la libertad de voto, importante pues en vez de trocear nuestro partido lo cual le viene bien al Fascismo tenemos que tomar otros camino al cual si que les tienen como mínimo respeto, la izquierda que no hay que olvidar que es donde mas ciudadanos nos encontramos tendremos que unir el voto y mandarlos a paseo y si tenemos que votar IU-Verdes lo haremos y asi a la vez nos quitaremos de enmedio a todos esos que sobran en nuestro Partido, compañeros que todo sea por la Igualdad. y el respeto a nuestros IDEALES

  2. JOSE LUIS dijo:

    Tenemos en nuestro poder el poder del voto, pero ¿a quien votar?, porque no veo que los parlamentarios del PSOE estén dando la batalla en ese y casi en ninguna otra de las tropelías que está cometiendo este gobierno. Tampoco veo con demasiado impetu a las centrales sindicales ni al resto de partidos de la izquierda. Si queremos desbancar de una vez por todas a estos del PP, el PSOE, debería formular un programa que revierta todas las acciones que están haciendo en contra de la ciudadanía, cesar a todo aquel cargo imputado y convocar elecciones directas de Secretario General y candidatos a Presidencia del Gobierno y de Comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>